¿Qué son y por qué usar tus bloques o ladrillos de yoga?

Los accesorios de yoga son compañeros ideales para iniciar y perfeccionar tu práctica de yoga porque te impulsarán a avanzar en la disciplina con mayor seguridad y rapidez. Es por eso que en este artículo te contamos qué son y por qué usar tus bloques o ladrillos de yoga

 

¿Qué son los bloques de yoga?

 

Los bloques o ladrillos de yoga son accesorios esenciales popularizados por B. K. S. Iyengar, quien incorporaba dichos implementos como prolongaciones del cuerpo para completar algunas asanas de manera correcta. Como su nombre lo dice, son bloques rectangulares cuyas dimensiones suelen ser 22 centímetros de ancho, 15 centímetros de alto y 7 centímetros de profundidad y, aunque en sus inicios eran elaborados solo de madera, en la actualidad también  puedes encontrar ladrillos de yoga hecho de esponja o espuma.   

 

 

 

¿Por qué usar bloques de yoga?

 

Ahora que ya sabes qué son, ¿por qué deberías usar ladrillos de yoga?, ¿son realmente necesarios para tu práctica de yoga? 

 

Claro que sí. Los bloques son props de yoga que no solo te servirán como apoyo para algunas posturas, también te ayudarán a incrementar tu flexibilidad y equilibrio y a mejorar tu alineamiento. Puede ser de gran utilidad para ti que recién estás empezando tus prácticas en la disciplina, y aún no logras desarrollar algunas posturas completamente; o para ti, que ya llevas años practicando y necesitas estos implementos para profundizar tus asanas e incrementar tu nivel de exigencia. 

 

Incluir ladrillos de yoga durante tu sesión, te permitirá reducir los riesgos de sufrir alguna distensión o lesión muscular. De esta manera, lograrás una práctica fluida con transiciones más seguras que elevarán tu nivel de confianza. 

 

 

 

 

¿Cómo utilizar los bloques de yoga?

 

La forma rectangular de los ladrillos de yoga nos ayudan a tener variedad de alturas que podemos utilizar mientras vamos profundizando cada asana. Por ejemplo, si aún no logras que tus manos toquen el suelo en Trikonasana, puedes colocar tus bloques de yoga lāal de madera de pino de forma vertical para completar la postura. Luego, cuando cuentes con un nivel mayor de flexibilidad, podrás colocar el bloque de forma horizontal. De esa manera, podrás progresar paulatinamente en la postura sin perder todos sus beneficios.

 

 

 

 

Asimismo, tus ladrillos de yoga te servirán como apoyo para distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, puedes colocar tus bloques de yoga lāal de esponja debajo de la columna y la cabeza para lograr la postura Matsyasana. Asimismo, si quieres profundizar dicha postura a un nivel avanzado, puedes colocar solo un bloque de forma vertical debajo de la columna; de esta forma lograrás una mayor apertura de pecho y una mayor distancia del suelo. 

 

¿Aún no logras mantener la estabilidad en Ardha Chandrasana? No hay problema, coloca un bloque de yoga debajo de una de tus manos para acercar el piso y mantener por mayor tiempo la postura. Con el paso de los días serás testigo de tu avance y podrás variar la altura de tu bloque de yoga. Paso a paso se llega lejos. 

 

 

 

 

Disfruta tu práctica diaria con estos hermosos implementos y cuéntanos, ¿Cómo usas tus bloques de yoga?