¿Cuáles son las diferencias entre un zafú y un bolster de yoga?

Los bolsters y zafús de yoga son implementos que acompañan tu práctica de yoga y te permiten ejecutar tus asana con mayor intensidad y seguridad. Debido a que ambos accesorios tienen la particularidad de ser usados como cojines durante las sesiones de yoga, a veces nos cuesta decidir cuál de ellos elegir. Por eso, esta vez vamos a detallar las diferencias entre un zafú y un bolster de yoga

 

 

 

Diferencias físicas entre un zafú y un bolster de yoga

 

Algunas de las diferencias más notorias entre un zafú y bolster de yoga las encontramos en sus características físicas. Mientras el bolster de yoga es un cojín alargado que tiene forma rectangular o cilíndrica, el zafú es un almohadón redondo que tiene forma de dona o de media luna. 

La coincidencia entre ambos accesorios de yoga es que son acolchados y están rellenos con materiales suaves que al mismo tiempo brindan la consistencia ideal para mantenerse firmes frente al peso del cuerpo. 

 

Zafú de yoga

Bolster de yoga

 

 

Diferencias de uso entre un zafú y un bolster de yoga

 

Al tener estructuras distintas, los bolsters y los zafús se pueden usar de manera diferente. Los zafús se utilizan, con mayor frecuencia, para las prácticas de meditación porque te ayudan a permanecer en una postura estable al lograr una buena elevación de tu pelvis y una buena colocación de tus rodillas. De esta manera, puedes prolongar tus prácticas de meditación pues tu cuerpo se mantendrá firme y la comodidad que experimentarás te ayudará a liberar tensiones y a concentrarte en tu respiración.  Otra manera de usar tu zafú, es colocarlo de forma vertical entre tus piernas y apoyar tus nalgas sobre su superficie mientras te arrodillas. 

 

 

 

 

Por otro lado, tu bolster de yoga  no solo puede acompañar tus prácticas de meditación. Debido a su forma alargada, también puede acompañarte durante la ejecución de algunas posturas de yoga. Por ejemplo, al momento de realizar Savasana, Ustrasana, Vrschikasana, entre otras.  Si quieres saber mucho más sobre cómo usar tu bolster, puedes leer el artículo que escribimos hace poco aquí en el blog.

 

 

 

Si aún no decides cuál de ellos elegir, evalúa exactamente en qué momentos vas a necesitar tu cojín y prueba cuál de ellos se adapta mejor a tu cuerpo y tus necesidades. Otra opción es consultar directamente con tu profesor o profesora de yoga con quien llevas la práctica. 

 

¿Ya cuentas con un bolster o un zafú? Cuéntanos en la cajita de comentarios tu experiencia.